OLIVER STONE

Uno de los mejores directores de nuestros tiempos.

0

PRAVIA 06

Por: Omar Padilla.

Nació el 15 de septiembre de 1946 en Nueva York. A los 19 años se fue a la Guerra de Vietnam, y regresó a los EU a estudiar cine con Martin Scorsese como mentor, para convertirse en uno de los mejores directores de nuestros tiempos.

Aunque William Oliver Stone ha sido criticado por sus controversiales temas, es un hecho que desde el principio utilizó sus experiencias personales para conectar con la audiencia.  Ayudado por su instinto (al que él mismo llama “El Tercer Ojo”), y basándose en una mirada crítica a sus fantasmas socioculturales y políticos, su carrera como director dio inicio con varios cortometrajes, entre ellos Last Year in Viet Nam (1971).

Fue en 1974 que dirigió su primer largometraje, la cinta de terror Seizure. Cuatro años después ganaría su primer Oscar como guionista de El expreso de medianoche, una película dirigida por Alan Parker. Stone retornó al horror para realizar su segundo largometraje, La Mano, pero el film resultó fallido y el autor retomó su labor como guionista escribiendo Conan el bárbaro y Scarface. Al darse cuenta que el cine de horror no era lo suyo, intentó dirigir de nuevo realizando lo que sería la Acto seguido realizó Pelotón, título antibélico ambientado en la guerra de Vietnam. Resultó ser todo un éxito ganando cuatro premios Oscar, entre ellos mejor película y mejor director. Estrenada en 1986, la película incluyó algunas de sus experiencias, con escenas violentas bastante explicitas para esos tiempos.

El prestigio del controvertido director y guionista subió como la espuma, especialmente tras triunfar al año siguiente con Wall Street, drama que contaba al igual que en Pelotón, con el protagonismo de Charlie Sheen.

Siguiendo con  Vietnam, pero ahora desde la perspectiva de un inválido de guerra llamado Ron Kovic se gestó Nacido el cuatro de Julio (1989), un drama que volvió a resultar triunfal para Stone, quien confió el papel protagonista a un sorprendente Tom Cruise, quien hasta entonces, permanecía encasillado en papeles superficiales y que para muchos críticos ha sido su mejor actuación. Stone ganaría un nuevo Oscar y un Globo de Oro en la categoría de mejor director.

Los años 90 resultarían bastante productivos. Realizo JFK, sobre el asesinato de John F. Kennedy basado en varias fuentes literarias. Ese mismo año se estrenaría The Doors, biopic del legendario Jim Morrison protagonizada por un Val Kilmer quien supo meterse en la piel del “Rey Lagarto” y brindarnos una excelente actuación. Para muchos allegados al difunto Morrison, la película no se asemejaba a la realidad por lo que Stone, así como Kilmer, recibirían críticas negativas. A pesar de esto, el director quedó complacido por haber realizado un homenaje a aquella banda con la que encontró refugio en los difíciles días de infantería.

Estas críticas no lo detuvieron  a la hora de seguir enfrentándose a la controversia. Su drama criminal de 1994, Asesinos por Naturaleza – thriller basado en una historia de Quentin Tarantino –  se centraba en una pareja que se dedicaba a asesinar gente mientras viajaban por EU. Fue tan violenta que la prohibieron en algunos países. Para Stone aquellos que criticaron la película por su agresividad no eran más que unos hipócritas, pues él asegura que aquellos que hablan mal de sus filmes, son los que constantemente los miran.

Después seguiría con su línea política realizando filmes como Nixon (1995), W (2008) -basada en la vida del ex presidente George Bush, y el documental Al Sur de la Frontera con el que empezó a ser cuestionado de traidor y comunista, pues en este rodaje mantuvo conversaciones con el comandante Hugo Chávez a través de sus últimos años como presidente de Venezuela.

Stone volvió a la pantalla grande con Salvajes (2012), un drama criminal sobre dos cultivadores de mariguana que se levantan contra un cartel de la droga mexicana. Contó con la participación de Salma Hayek y Demian Bichir, así como del carismático Benicio del Toro, aunque para muchos no fue lo que se esperaba.

Con casi 40 años en la industria y haber trabajado con los mejores, Oliver Stone es una persona que hace las cosas a su manera, y solo a su manera; sigue siendo enemigo de los conservadores, un impredecible misterio para la crítica, un ícono para los amantes del cine y una personalidad fundamental para los actores de Hollywood.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí