LORDE

0

PRAVIA 09

Por: Romina Pons.

En Pravia no solemos hablar de pop porque creemos que esa información está en todos lados. Nos gusta hablar de propuestas originales o no tan mainstream. Sin embargo a veces resulta inevitable. Por ejemplo, no podemos entender la música del 2013 sin hablar de Miley Cyrus, o de Pharrell y su fábrica de hits, ya sea con Daft Punk o con Robin Thicke. Al pop se le glorifica o sataniza, son pocas las personas que lo ven como lo que es: un género más. Por su misma naturaleza, es un género que saca pasiones y divide opiniones, y como todo tiene cosas extremadamente buenas y también tiene basura pura.

Cada cierto tiempo, aparece en el pop una propuesta original que deja mucho que pensar. En este momento la propuesta es Lorde, una chavita de 17 años de Nueva Zelanda que puso al mundo entero a escuchar su sencillo “Royals”. En esta canción, la joven –que además compone la mayoría de su música- se burla de las celebridades, insistiendo en que viven en mundos irreales y que nosotros, los “mortales”, no necesitamos eso en nuestras vidas. Nunca seremos de le realeza, no corre por nuestras venas. Ese tipo de lujos no son para nosotros, a nosotros nos motivan otras cosas. Canta Lorde en el coro de su hit que, además de pegajoso, suena fresco y minimalista.

Su mamá es Sonja Yelich, una famosa poeta neozelandesa que le inculcó a su hija el amor a la lectura desde muy joven. Lorde ha escrito muchos cuentos cortos y desde los 5 años era parte de un grupo de teatro. Entre sus mayores influencias, si bien cita a músicos como Grimes, Bon Iver y The Smiths, también le da un fuerte lugar a autores y poetas como T.S. Eliot, Raymond Carver o Tobías Wolff. Su primer LP, Pure Heroine es una joya. Es un disco amigable, excelentemente bien producido, con letras e historias que tienen un mensaje, a diferencia de la mayoría de las canciones de sus contemporáneas. En “400 Lux” cuenta la historia del regreso de una fiesta, en “Ribs”, irónicamente habla del miedo que le da crecer. “Glory and Gore” es una metáfora épica, casi románica, de nuestra pasión por el drama y “A World Alone” es una introspección en nuestras contradicciones.

Este es el punto más importante de Lorde. Busca alejarse de la imagen superficial del resto de las popstars. Inclusive se ha metido en problemas por eso, por ejemplo dijo que a ella le aburría escribir constantemente de hombres, que para eso estaba Taylor Swift. También dijo que letras de canciones como “Come and Get It” de Selena Gomez hacen mucho daño a la imagen de la mujer en el mundo. Lorde es la niña promedio de un poblado mediano que no tiene miedo a decir lo que piensa.

En entrevista con MTV, dijo: “Creo que hay algo muy chistoso que sucede en la cultura musical desde los últimos 15 años. Si tienes alguna opinión musical que no es 100% buena, entonces eres una hater, a pesar de contar con claros argumentos para tu opinión. La gente puede decir lo que piensa sobre un programa de tele o una película sin problema, pero si lo dices sobre un disco, entonces eres como un pequeño zombie en un calabozo”.

Lorde ahora tienen un gran reto. Hace poco menos de un año, era una desconocida pero ahora tienen un contrato millonario y realizará un extensivo tour en 2014 por todo Estados Unidos. ¿Podrá mantenerse fiel a sus ideas? ¿Se dejará succionar por el glamour de la fama? Si se vuelve una popstar más no tiene nada de malo, sin embargo la esencia de su música es esa rebeldía, esa inconformidad con los modelos establecidos de lo que debe ser una celebridad. Como todos los artistas que llegan al estrellato en su disco debut, Lorde tiene que probar con un nuevo material que lo suyo es talento y no un golpe de suerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí