1TB DE INFORMACIÓN EN UNA CUCHARADA DE AGUA

0

En química, un coloide es un sistema físico/químico formado por dos fases: una continua (líquida), y una dispersa (sólida). La tendencia de estos coloides es la de agregar o formar coágulos. Entonces, ¿podemos guardar información en líquidos?


Por: Valeria García.

La palabra coloide proviene de la raíz griega kolas, que significa “que puede pegarse”. Para comprender un poco más a fondo el tema a tratar, es importante tomar algunos términos un tanto más especializados.

¿Por qué iniciar con una explicación así? Simple, para llegar al punto de que gracias a esto y a nanopartículas suspendidas, es que podremos llegar a albergar información en material líquido.

Pronto, en una cucharada de agua, podremos almacenar hasta 1TB de información

El grupo detrás de la investigación del HD líquido, Sharon Glotzer, David Pino y su equipo de investigadores ya dieron los primeros pasos para que esto sea posible en algunos años; donde una materia blanda como material líquido, espumas, polímeros y demás similares donde la característica principal es la de tener comportamientos físicos previsibles en diferentes temperaturas funcionarán como un medio de almacenamiento de datos.

nanoparticulas
“El sig paso es encontrar una manera confiable de bloquear los racimos de clústeres, para luego leer los datos de forma rápida.”


¿Cómo funcionaría?

De la misma forma en que lo hacen los discos duros, codificando unos y ceros, solo que en este caso, albergados en nanopartículas suspendidas en líquido. Aquí es donde la suspensión coloidal de la que hablamos arriba aparece, pues las partículas no se disolverán, sino que permanecerán en la solución conservando sus propiedades, un curioso movimiento dentro de los fluidos.

nanoparticulas
“La adición de energía térmica al sistema hace que las nanopartículas se desplacen alrededor de la superficie de la nanopartícula central y adopten distintas formas.”

Las nanopartículas utilizadas fueron reunidas en grupos de cuatro, teniendo una partícula central. A estos pequeños grupos de apenas 5 micrómetros de diámetro lo llamaron “Nanoclúster”. Lo que permite leer o descifrar estos movimientos, son la forma que adopta una vez estimulado este nanoclúster, únicamente pueden ser dos opciones que traduciremos como 1 o 0.

El campo de la nanotecnología está teniendo ya un gran impacto, pues sus futuras aplicaciones podrán ser infinitas. Lograr fabricar el primer “disco blando” aún va a tardar unos cuantos años, ya que expertos en el tema siguen realizando investigaciones.

¿Te imaginas como será tener hasta 1Tb de información en una cucharada de coloide digital? Hasta que esto sea una realidad más tangible, tendremos que seguir utilizando nuestros métodos tradicionales de almacenamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí