Bill Cunningham: El fotógrafo más importante del street style

0

Bill cunningham Nació en Boston. Abandonó la Universidad de Harvard a los 19 años y se mudó a la ciudad de Nueva York en 1948, donde comenzó a trabajar como publicista.

Por: Aidee Loza.

Bill Cunningham convirtió su propia rama de la antropología cultural con su trabajo en las calles de Nueva York. Trabajó para The New York Times e hizo una crónica del ambiente social de una era en constante cambio al enfocarse en la vestimenta de las personas de las calles neoyorkinas.

En 2009, La Alcaldía de Nueva York lo nombró “Hito Viviente”.
En 2009, La Alcaldía de Nueva York lo nombró “Hito Viviente”.

Considerado como una gran pérdida para New York, Cunningham siempre tuvo una presencia tan particular en la ciudad. Era reconocido ya en las calles de la ciudad por su peculiaridad forma de viajar en bicicleta en donde hacia la mayor parte de su trabajo en campo.

También te puede interesar: El espiral gigante “Jetty” hecho por Robert Smithson

Siempre vestido con una chaqueta de mezclilla azul, pantalón caqui y los zapatos negros, cargando siempre su cámara de 35 milímetros colgada al cuello, siempre listo para captar la próxima imagen.

SU TRABAJO LO DESTACA POR TRABAJAR CASI 40 AÑOS PARA EL TIMES,  DOCUMENTANDO LA EVOLUCIÓN DE LAS VESTIMENTAS, PARA REGISTRAR EL CAMBIO DE LA FORMALIDAD HACIA ALGO MÁS DIFUSO E INDIVIDUALISTA EN LA MODA.

Bill Cunningham, captó más de cuatro décadas de la moda en la ciudad, permitiendo tener un antes y después de las vestimentas, esto se volvió tan valioso para la industria que Cunningham es inolvidable tanto por su trabajo como su persona; él no vivía con lujos ni su objetivo era tener dinero más que de lo que necesitaba para sobrevivir. Él dijo: “el dinero es lo más barato. La libertad y la autonomía son lo más caro” y eso era lo que al final siempre tuvo.

Bill Cunningham se definía como una persona tímida, pero cuando se ponía su chaqueta azul y su pantalón color caqui, su cámara y comenzaba a disparar, la magia siempre surgía. Era un profesional sin ego.

Siempre se negó a que le dedicaran exposiciones o libros, aunque por eltrabajo que realizó como cronista, estaba considerado como un “antropólogo de la moda y la cultura”.

“Ha estado documentando la intersección entre moda, sociedad y cultura de Nueva York durante los últimos 50 años”

dijo Press cuando estrenó el documental sobre él.

un “tímido” irremediable, aunque cuando se uniformaba con su chaqueta azul, sus pantalones caquis, su cámara y se mezclaba con la gente en fiestas o en la calle, su sonrisa y simpatía le abrían las puertas para sacar el mejor perfil de sus retratados. Era un profesional sin ego, humilde, que llevaba una vida austera. Se negó siempre a que le dedicaran exposiciones o libros, aunque por el trabajo que hizo como cronista fotográfico estaba considerado como un “antropólogo de la moda y la cultura”. “Ha estado documentando la intersección entre moda, sociedad y cultura de Nueva York durante los últimos 50 años”, dijo Press cuando estrenó el documental sobre él.

Fuentes:
https://www.telva.com/celebrities/2019/07/01/5d15ff5902136e131b8b45d5.html
https://elpais.com/elpais/2018/04/05/estilo/1522948390_821606.html

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.