¿Cómo es la vida nómada en Mongolia?

0
nómada destacada

Vivir como nómada es una oportunidad de observar cómo el entorno desarrolla habilidades que en el primer mundo parecen enterradas.

Mongolia es un lugar muy grande, sin embargo, es el país con menor densidad de población en el mundo, tan solo cuenta con 3,2 millones de habitantes y de esos tres millones, la mitad vive en la capital Ulán Bator, y el 37% lo hace en medio de la nada.

Desde hace miles de años, los mongoles viven como nómadas. Incluso en Ulán Bator, donde los rascacielos se levantan de forma inevitable y paralela al crecimiento económico, las yurtas son parte del paisaje.

El estilo de vida nómada rezumba en cada parte del país, pero si hay un lugar en que el viajero puede experimentarlo y sumergirse en él, es el valle del Orjón. Declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 2006, se extiende a lo largo de 143.867 hectáreas, de las cuales 7.537 están protegidas. Sus pocos habitantes viven desde hace más de 2.000 años como ganaderos nómadas, ajenos al paso del tiempo.

nómada Orjón

Sus verdes praderas, árboles, ríos, cascadas y aire fresco lo convierten en un paraje en el que hay que pasar, como mínimo, un par de noches, en tu propia tienda de campaña o conviviendo con los nómadas del lugar.

La vida en una Yurta

Las condiciones de vida en una yurta no son fáciles. El frío por la noche puede llegar a ser aterrador. Normalmente, estas tiendas suelen estar equipadas con una chimenea metálica en su interior, pero cuando se acaba la leña no queda otra que salir a por más en medio de la gélida estepa o aguantar con mantas en camas que, más que por colchones, están compuestas por alfombras unas encima de la otras.

nómada Yurta

Los nómadas viven así todo el año. Su única fuente de electricidad suele ser una pequeña placa solar que les sirve para ver la televisión y cargar los teléfonos móviles. El agua corriente es la de los arroyos cercanos, que sirve tanto para bañarse y ducharse como para lavar útiles.

En una sola yurta están todas las estancias de primera necesidad: cocina, dormitorio y salón, menos el baño: hacen sus necesidades en la inmensidad del campo o en retretes de madera y lona.

Te puede interesar: ¿Cuánto cuesta viajar a Japón?

Pasar tiempo con una familia nómada implica también aceptar sus costumbres y comer lo que ellos comen. La leche de caballo fermentada o el queso de yak son productos típicos nómadas pero pocos estómagos pueden digerirlos

nómada señoras

La forma de comunicarse con ellos es el lenguaje universal de los signos, los dibujos en la tierra y hasta los ruidos para designar animales o elementos de la naturaleza.

Los niños de la familia van a la escuela en un internado. Viven durante la semana alejados de sus padres. La escuela es obligatoria hasta los 16 años. Después pueden elegir seguir estudiando o regresar a la misma vida que sus padres. Los niños de diez años de edad saben cortar leña, encender hogueras y guiar rebaños de caballos al galope, además de guiarse sin mapas por carreteras inexistentes

nómada niños

Si todo esto te resulta demasiado, puedes alojarte en uno de los varios resorts de yurtas cercanos a la cascada del Orjón. Allí no te faltará ninguna comodidad, pero te perderás la parte más auténtica de cómo es vivir como lo hacen los mongoles desde hace miles de años, así como disfrutar de unos días sin Internet y pasar tiempo conviviendo con la naturaleza que nos regala nuestro planeta.

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí