EL ÁRBOL DE NAVIDAD

0

Por: Valeria García.

El árbol de navidad tiene sus orígenes en ideas antiguas de los germanos,  y como muchas otras tradiciones que tenemos, hoy en día la hemos modificado y adaptado hasta llegar a lo que ahora conocemos.

 

arbol (2)

 

Los Germanos creían que la tierra y los astros colgaban de un árbol inmenso, al que llamaban “Árbol del universo”. Para celebrar la llegada de un nuevo comienzo con el solsticio de invierno, colgaban antorchas y bailaban alrededor del árbol.

El giro se produjo en el siglo VII, cuando según la leyenda, San Bonifacio, evangelizador de Alemania, arrancó de cuajo el árbol que representaba a esos antiguos dioses paganos para plantar en su lugar un abeto, que por su hoja perenne, simbolizaba el amor eterno de Dios a los hombres y con su forma triangular, explicaba el misterio de la Santísima Trinidad.

Después lo adornó con manzanas, icono del pecado original y la tentación, y con velas, imagen de la luz de Jesucristo. La tradición se fue enriqueciendo poco a poco y los alemanes, empezaron a utilizar otros elementos ornamentales como estrellas, bolas de cristal, espumillón y dulces.

La costumbre de adornar con él el salón de las casas surgió poco a poco en el siglo XVII en las regiones alemanas de Alsacia, Renania-Palatinado y Baden.

arbol (1)

Esa tradición encontró muy pronto arraigo entre los fieles protestantes, de hecho, la leyenda cuenta en Alemania que fue Martín Lutero (1483-1546) quien inventó la decoración a base de velas, frutos secos y manzanas, para simbolizar los dones que recibió la humanidad con la llegada de Cristo.

¡Felices Fiestas!

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.