El Teresa: mucho más que cine porno

0
Teresa destacada

El cine Teresa paso de ser cine de oro al porno, y de cine porno a plaza tecnológica.

El cine Teresa hace algunos años cambió de giro. Este recinto dedicado al cine porno cerró sus salas para abrir accesorios. Dejó el cachondeo por el flexeo, terminó con las orgías, para ceder paso a las nuevas tecnologías; concluyó las funciones sexuales espectaculares, para exhibir celulares; cambiaron las taquillas cobradoras, por las computadoras; abandonó la permanencia voluntaria de cine caliente, por el circular común del cliente.

¡Sí acabó! No hay más misterio. El cine es hoy el Centro Cel Teresa. Después de 17 años de exhibir en sus salas cine pornográfico, abre sus puertas a la tecnología para celulares y computadoras; varias accesorias son adaptadas al gran espacio, y las luces de las vitrinas atraen al comprador con sus modelos recientes de teléfonos.

Ubicado en Eje Central 109, este inmueble se une a la lista de espacios cedidos al comercio a partir del 2011. Una plaza más que pronto será insuficiente para atender a toda la gente que cada día adquiere un teléfono celular o una computadora, aunque a lo largo del eje se aprecian una gran cantidad de comercios dedicados a la tecnología.

Muchas historias truculentas se contaron a partir de 1994 en que comenzó su historia como inmueble dedicado al cine porno, relatos dignos de soltar aquella frase telenovelesca que dice: “me das miedo Teresa”; que si había ratas, que también gatos para combatir esas ratas, que quienes asistían buscaban más que el placer visual, que se ofrecían servicios de placer momentáneo.

Del cine de oro al porno

Sólo pocos hablaron de su riqueza estética. El edificio decorado al estilo Art Decó, diseñado por el ingeniero civil y arquitecto Francisco J. Serrano, se construyó en donde anteriormente hubo otra sala con el mismo nombre desde 1924. Se dice que se respetó el nombre original del cine, ya que evocaba a una dama cercana al antiguo dueño.

En un inicio, el Teresa fue un inmueble moderno inaugurado en 1942 para “las damas metropolitanas”. El cine tenía una capacidad de 3 mil 105 butacas y se presumía como el mejor de la ciudad. Durante esa época de estreno, las mujeres pagaban menos por su boleto como una táctica para atraer a más gente.

Una nota en el periódico El Universal, hablaba de su espectacularidad describiendo que “abundaban los mármoles, bronces y maderas preciosas, el pasa manos de las escaleras era de cristal y estaban rematadas por dos cabezas de mármol, copias de obras maestras de Miguel Ángel”. En una de las paredes había un mural con fotos de 40 damas metropolitanas.

El inmueble fue ejemplo de belleza y modernidad, su marquesina y el letrero son un símbolo de la época. Además tuvo otras contribuciones en la historia cinematográfica del país: fue de los primeros cines que tuvieron cinemascope en México y el primero en proyectar el Festival de Pecime.

Durante 1990 el Teresa, fue decayendo y el monopolio cinematográfico le obligó a cerrar. Sin embargo, se pudo mantener dedicado al cine porno durante un tiempo, sufriendo el inmueble muchos atropellos por parte de los asistentes, hasta que no pudo más, ya que su manutención representaba un gasto 50% mayor al que necesita una sala de cinco pantallas.

Te puede interesar: Nouvelle Vague, la Nueva Ola Francesa que transformó el cine

Hoy, en su exterior se ven grúas, puestos improvisados de programas piratas de computación, gente cargando bolsas de todos tamaños, caminando rápidamente, deteniéndose a comer un taco, vendedores de todo lo que implica “modernidad” mientras que 59 años atrás, se miraban personas elegantemente vestidas bajar de autos modernos para ocupar una butaca en aquel distinguido lugar.

Afuera predominan las edecanes invitando a pasar a la plaza y las botargas de celulares bailando; los gritos de “pásele, pásele a la Plaza Cel Teresa” ¿qué buscaba? Algunos pasan por ahí comentando sobre el cambio que sufrió el cine que marcó una época, otros pasan sin saber lo que le pasó y continúan su camino, sin inTeresarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí