FRANCESCA WOODMAN

0
Space?, Providence, Rhode Island, 1975-1978 1975-8 Francesca Woodman 1958-1981 ARTIST ROOMS Acquired jointly with the National Galleries of Scotland through The d'Offay Donation with assistance from the National Heritage Memorial Fund and the Art Fund 2008 http://www.tate.org.uk/art/work/AR00349

Por: Valeria García 

Formada en una familia de artistas, Francesca Woodman nació en Denver, Colorado en 1958 y desde niña comenzó su pasión por el arte. Su primer autorretrato lo realizó a la edad de 13 años, reflejando en él, lo que sería su estilo y que más tarde se convertiría en su esencia.

Fotografías donde las protagonistas son figuras femeninas fuera de foco, muchas veces era la misma Francesca quién fungía como modelo en varias de sus obras. Espacios vacíos, fríos, solitarios la mayor parte del tiempo, dotados de un aire misterioso que, más que misterioso parecía triste y desolado, era lo que podíamos percibir al ver en cada una de sus imágenes.

Woodman siempre será un misterio. Su mente, sus pensamientos y todo su ser se reflejaba por completo en su arte. Considero que su alta capacidad sensitiva la volvía más vulnerable que el resto, puesto que estaba más expuesta al mundo que la rodeaba, estaba “condenada” a percibir todo de forma mayormente intensa, cosa que pocos podrían comprender.

Y no es el hecho de percibir el mundo de modo distinto, sino la forma que tenía de expresarlo. De los 800 negativos que existen de la obra fotográfica de Francesca Woodman, tan solo 120 son las que han sido publicadas. Aún falta mucho por conocer de esta mujer que sin lugar a dudas se volvió sin saberlo, una de las mujeres que mayor influencia ha tenido en la fotografía actual y en el movimiento feminista.

Cuerpos desnudos, objetos banales dentro de la composición, blanco y negro rodeando el cuerpo de una mujer que no intenta lucir bella sino lucir real. Dentro de esta verdad es donde radica la verdadera belleza, la hermosura del ser, donde no es la figura femenina el centro de interés, sino la presencia y el sentimiento de ser descubierto frágil, es lo que hace honesta cada una de sus obras.

“Mi vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones, en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas…”. Fue el último pensamiento que Francesca Woodman dejó plasmado en una carta que escribió momentos antes de quitarse la vida a los  22 años.

Untitled 1975-80 Francesca Woodman 1958-1981 ARTIST ROOMS  Acquired jointly with the National Galleries of Scotland through The d'Offay Donation with assistance from the National Heritage Memorial Fund and the Art Fund 2008 http://www.tate.org.uk/art/work/AR00359
Untitled 1975-80 Francesca Woodman 1958-1981 ARTIST ROOMS Acquired jointly with the National Galleries of Scotland through The d’Offay Donation with assistance from the National Heritage Memorial Fund and the Art Fund 2008 http://www.tate.org.uk/art/work/AR00359

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí