No tengas miedo, es parte de crecer

0
miedo destacada

En algún momento de la vida, absolutamente todos, hemos temido al futuro; ya sea por la incertidumbre, porque no deseamos perder esa esencia inocente e infantil, o simplemente, por el miedo a crecer.

Hay que entender que el miedo a crecer es normal, porque aparte de todo, una parte de nosotros sabe que nuestro tiempo en este plano comienza a extinguirse a cuentagotas, y preferimos pasar ese tiempo quejándonos de lo que nos falta, en lugar de forzarnos a ver lo que hemos conseguido y lo que la vida nos ha regalado.

Emociones, sentimientos y sensaciones que quizá no aprendimos a gestionar de niños, aparecen en nuestra adultez, y podrían ser la excusa perfecta para externar todo ese rencor que albergamos en contra de nuestras figuras paternas, pero esa no es la solución, incluso, hace más grande todo el problema.

No es para juzgarnos y fustigarnos con reclamos del por qué somos tan negativos o que, de repente, seamos las personas más optimistas del mundo; hay que empezar a ser objetivos, lo que nos ahorrará tantos dramas en el aquí y ahora, mañana y en el futuro también.

crecer

En realidad, todos tememos crecer, como cuando éramos adolescentes; elegir carrera en la universidad, empezar a buscar trabajo, salirte de casa, comenzar una vida en pareja, un embarazo o hacerte cargo de alguien más. Sea cual sea la situación, aporta más responsabilidades y temores.

Pero, no todo es malo, porque crecer también nos aporta madurez, una mentalidad más centrada, una mejor capacidad para aprender a convivir con nuestras emociones, y nada nos puede quitar las experiencias que con ello vienen. De nuevo, concentrémonos en lo positivo.

Te puede interesar: Emociones: ¿Hace cuánto que no te escuchas?

Sí, sentir el paso del tiempo puede ser una carga muy pesada, eso es entendible, una incógnita que el hombre se ha planteado durante años y años, pero piensa ¿puedes detener el tiempo? 

A menos, que detener el tiempo lo consideres como esos momentos donde tu reloj se queda sin batería, humanamente, aún no hay nada para evitar que siga con su camino, así que, si el tiempo fluye sin detenerse, ¿tú por qué intentas ir contra corriente?

Es parte de crecer.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí