UN PROYECTO SOBRE UNA BRUJA

0

Suena hasta cierto punto inverosímil,
pero tampoco era fácil averiguar qué tanto era real o no,
y si acaso había alguien que decidiera buscar en internet,
los directores ya habían creado
desde meses antes “evidencia” que sustentara sus palabras.

 

Por Redacción Pravia

La cinta dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, no solamente es una de las cintas independientes más redituables de la historia, sino por la manera en que engañó a todo mundo en creer que lo que veían en pantalla era un suceso real, y por consecuencia, logró asustar a millones alrededor del mundo, logrando una de las campañas virales más significativas en la industria cinematográfica en una época donde el internet estaba en pañales.

Hace casi 17 años (1999 para ser exactos), el mundo real y el internet no estaban tan unidos como hoy en día, por lo que cuando los directores presentaron El proyecto de la Bruja de Blair, hablaban de ella como si en verdad fuera algo real. Una misteriosa cinta que fue encontrada en el bosque donde tres estudiantes investigaban una leyenda local de Burkittsville, Maryland, la cual habían editado para poder exhibir en cines.

La población de Burkittsville se benefició de la película ya que trajo consigo muchos turistas visitando la zona y la casa. La casa tiene 200 años de edad y está en completo abandono.
La población de Burkittsville se benefició de la película ya que trajo consigo muchos turistas visitando la zona y la casa. La casa tiene 200 años de edad y está en completo abandono.

A pesar de que muchas personas criticaron la película por su falta de sentido común, falta de efectos especiales y el clásico susto inesperado, la campaña que se usó para promocionarla hizo que miles de personas pensaran que las grabaciones eran reales y volvió al filme en todo un éxito mundial.

Esta se convirtió en una estrategia de marketing nunca antes vista.

El Proyecto de la Bruja de Blair fue la primera cinta que logró capturar el poder del internet para convertirse en un monstruo real en taquilla, ya que era prácticamente imposible para la audiencia saber qué era real y qué era mentira. Si eras de los pocos con conexión a internet y buscabas información de la película podías llegar a este sitio www.blairwitch.com, el cual estaba en funcionamiento desde un año antes de que se anunciara la película (y sigue funcionando todavía), además de que podías encontrar entrevistas falsas, fotografías y diarios de los personajes, todo de manera muy convincente.

Para hacerlo aún más creíble, si entrabas a la página de IMDB de la cinta, los nombres de los actores eran los de sus personajes y en sus biografías incluían un informe de la policía donde aparecía su estatus como “desaparecidos”. Los directores llegaron a tales extremos como entrar a foros para filtrar información, para que no hubiera duda de que esto era algo completamente real.

Otros finales rodados y rechazados posteriormente incluían a Mike siendo ahorcado y de cara a la pared.

A diferencia de todas las cintas de terror a las que estábamos acostumbrados, esta cinta fascinó a millones de personas con su estilo “found footage” y la simple idea de que había “algo” persiguiendo y secuestrando personas en el bosque de Blair, un “algo” que en ningún momento del filme vemos.

Myrick y Sánchez crearon un contexto completo, a los tres actores les entregaron 35 hojas de la historia sobre la Bruja de Blair para prepararse para la cinta, por lo que prácticamente todas la líneas fueron improvisadas incluyendo los sustos, todo iba dándose naturalmente conforme caminaban en el bosque.

Los actores pensaron durante todo el rodaje que las historias sobre la bruja eran reales. Hasta que se estrenó la cinta se enteraron que las historias habían sido inventadas por los directores. La reacción de terror de los protagonistas cuando su tienda de campaña se empieza a mover en la noche es real, pues los directores, sin darles previo aviso, llegaron a donde estaban acampando para empezar a sacudir la tienda.

Incluso la madre de Heather recibió centenares de cartas dando el pésame a la familia.
Incluso la madre de Heather recibió centenares de cartas dando el pésame a la familia.

Para que se viera más real la desesperación y tensión entre los tres protagonistas, los directores les mandaban al bosque menos comida cada día, eran confundidos con nuevos mapas; a pesar de estar en constante comunicación con los directores vía walkie-talkies, los actores se perdieron 3 veces en el bosque durante el rodaje.

Y aunque esta no es la primera película en declarar que todo lo que estaba en pantalla “era real”, recordemos la famosa “Holocausto Caníbal” de Ruggero Deodatto, la cual era tan realista que las autoridades arrestaron al director y lo acusaron de asesinato. El Proyecto de la Bruja de Blair fue filmado en 8 días, editado en 8 meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí