Si acostumbras a dar, nada te faltará

0
darportada

El humano es egoísta, pero existen personas que son la excepción y a ellos nada les faltará, pues su amabilidad siempre será recompensada.

Algunas personas llegan a pensar que al dar, están perdiendo algo que les corresponde o que están acortando su patrimonio.
Lo que no saben es que los que dan más sin esperar nada a cambio, son los que menos pierden, siempre se les regresa todo lo que ofrecen a los demás.

¿Pero cómo ocurre esto? Obviamente si a un todo le restas algo, se verá reducido, pero esto parece ser solo una ilusión, porque por diferentes partes les es retribuido.

Nunca des con recelo, siempre da con la certeza de que todo volverá a ti multiplicado. Aplicalo en todos los ámbitos, no solo en lo económico.

¿Pero cómo hacemos para que de verdad se active esta energía que nos devuelve o que damos?

Tenemos que abandonar la costumbre (en caso de tenerla) en estas acciones.

  • Sentir pesar cuando vamos a pagar una cuenta.
  • No dejar propinas por servicios.
  • Acumular cosas que no usemos.
  • Ahorrar sin sentido, solo por el hecho de tener por si es necesario.
  • Amar en la medida que nos sentimos amados.
  • Definir nuestras acciones en función de lo que recibimos.
  • Sentirnos pobres.
  • Regatear los servicios de los demás o intentar imponerles un precio.
  • Sentirnos mal queridos.
  • Sentirnos incapaces de generar lo que requerimos.

Estos son solo algunos ejemplos, pero se puede hacer en más casos, si sentimos recelo al dar, hay que tener por seguro que no se nos multiplicará.

Recuerda, nada es un sacrificio, no sientas dolor a desprenderte de las cosas, sean materiales o no; porque no gozaremos de los beneficios que tienen para nosotros y por ende no lo estaremos con el bienestar y la prosperidad.

Cada vez que des algo, siéntete afortunado de estar en esa posición, agradece tu capacidad de dar, ofrécela con la certeza de que esté fluyendo y que volverá a ti.

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí