Tepito: el querido Barrio Bravo

0
principal

Tepito, el barrio más conocido y querido de todos, tiene una historia muy peculiar, aquí te la compartimos y te contamos como es que ha mantenido su nombre en alto.

Al igual que el Templo Mayor, la pirámide del metro Pino Suárez o la calle de Tacuba, Tepito y sus tianguis siempre ha estado ahí. Sus habitantes son ejemplo de resistencia, porque a pesar de que muchos ven mal el lugar, la gente que lo habita le ha dado la dignidad que merece.

Barrio Bravo

Los historiadores Antonio aso y R. H. Barlow realizaron un trazado de los antiguos barrios gobernador por el señorío Tlatelolco y se percataron de que el espacio entre el Templo Mayor y la zona comercial de Tlatelolco existía un caserío conocido como Mecamalinco. Ahí, se colocaba un modesto tianguis cuyos puestos tenían fama de ofrecer cosas robadas. Aunque puede que esos rumores hayan sido esparcidos por quienes tenían sus negocios en el enorme tianguis de Tlatelolco, todo para hacerle mala fama a sus vecinos. 

También te puede interesar: Estudiantes narran la historia de pueblo perdido en “memoria sumergida”.

Mecamalinco fue de los últimos barrios mexicas en someterse a los españoles. De hecho, fue allí donde el capitán Garci Holguín capturó a Cuauhtémoc, el último emperador de los mexicas y donde posteriormente se levantaría la parroquia de la Concepción de Tequipeuhcan “el lugar donde empezó la exclavitud”. Podemos decir que ahí comenzó la historia negra del barrio, pues las crónicas españolas hicieron creer que fueron los habitantes de Mecamalinco quienes entregaron al Tlatoani. 

El significado de Tepito

En tepito se encuentra otra parroquia, que según el filólogo Cecilio Agustín Robledo; la Igleia de San Francisco de Asís está construída sobre el adoratorio principal del barrio Mecamalinco que recibía por nombre Teocaltepiton que significa “templo pequeño”. Pero poco a poco fue mutando a sólo Tepito.

Otra versión cuenta que el nombre nació de “te pito”, que utilizaban los policías que tenían que hacer guardia nocturna entre las vecindades de la zona. Antes de entrar al barrio, los policías que ponían de acuerdo para comunicarse si habían problemas. Ellos se decían “si hay problemas te pito”. Aunque esta versión es más una leyenda urbana que un dato histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí