¿Cuándo es nuestro tiempo?

0
tiempo destacada

¿Cómo saber si somos idóneos en el lugar, en la situación y el tiempo?

Siete años he lidiado con un sentimiento de soledad, que me llego a la temprana edad de 14 años. Lo que unos pueden lidiar a los 30, tal vez casados, tal vez divorciados, o con un departamento que mantener por su cuenta, sin saber bien quienes son o que les llena. En ese tiempo de mis 14, creía que estaba solo.

Constantemente me atormento a mí mismo mientras pienso si la persona con la que hablo hoy, seguirá considerándome su amigo al día siguiente. Siete años me he pasado sosteniendo este recuerdo en cuanto conocía a alguien nuevo.

tiempo 3

Me imaginaba cualquier situación – muchas no llegaron a ocurrir – en donde yo y solamente yo cometía un error y esa persona se alejaba de mi vida y nunca la volvía ver. Siendo de esa manera, quien se alejaba primero era yo. Siete años los he vivido de esa manera. Me llegue a perder de muchas cosas y no crecí emocionalmente porque cada oportunidad de hacer crecer una nueva relación – ya sea amistad o amorosa – la bloqueaba por mi temor a tener que ver esa persona alejarse luego de un tiempo.

Hoy, en mis 22 años, soy nuevo en situaciones que otros de mi misma edad tienen bastante experiencia. Eso me ha hecho sentir un niño entre adultos.

Te puede interesar: ¿Cómo cambiar lo que uno es?

Soy de los que cree en el “todo sucede por una razón”. Esto me hace pensar en las cosas como una línea ya trazada que uno tiene que descubrir mientras se avanza en la vida. Pero lo importante es avanzar. 

La permanencia en la zona de confort nos puede nublar de lo que en verdad importa en la vida. Descubrir algo nuevo cada vez, ya sea en las cosas cotidianas o en la incertidumbre de una nueva ciudad. 

Cada cosa llega a su tiempo.

¿Cómo saber si este es nuestro tiempo ideal, el punto donde debemos estar? 

La respuesta a esta pregunta me ha costado mucho. En mi corta edad he ido a parar dos veces al hospital por haberme hecho daño a mí mismo de manera intencional, y no recuerdo bien que es lo que buscaba. Pero todas nuestras decisiones nos llevan a un rumbo distinto. Si no hubiera hecho esas dos estupideces, no estaría en el punto de mi vida donde estoy ahora. No estaría en mi centro de estudio actual. Tal vez nunca hubiera conocido a la gente maravillosa que conozco o, probablemente no estaría en la misma ciudad. Puede que ni siquiera estuviera aquí. 

Para saber si estamos en nuestro tiempo ideal, es necesario hacer un recuento de las decisiones que nos han llevado a este punto, y aprender a soltar lo que ya no está con nosotros. De nada sirven las lamentaciones.

Si necesitas saber que estas en el lugar indicado, pregúntate cuanto has aprendido, cuanto has logrado y el sentimiento que te produce pensar en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí