PATINAJE ARTÍSTICO

0

PRAVIA 12 (julio – agosto 2014)

Por: Redacción Pravia.

Sin duda, el patinaje artístico es uno de los deportes más gustados de las Olimpiadas de Invierno. Además de las dificultades técnicas, combina música y baile volviéndose un deporte muy completo y atractivo.

En televisión puede verse fácil y fluido, pero un patinador promedio debe aguantar 4.5 veces su peso en la pierna que cae después de un salto. Al igual que el ballet, es una disciplina que busca que lo más complicado parezca sencillo. Hay dos tipos de elementos fundamentales en el patinaje: los saltos y los molinetes. Los primeros son giros en el aire mientras que los segundos son vueltas en el mismo eje con un pie en el hielo.

Los saltos se definen según el filo en el que se empiezan, la forma en que se gira y la manera en que se cae. De menor a mayor dificultad son salchow, toe loop, loop, flip, lutz y el más complicado: axel, por ser de giro y medio mientras que el resto son un giro sencillo. Ésta es la primera vuelta, pero a partir de ahí vienen todos estos saltos en dobles, triples y en algunos hasta cuádruples. También hay combinaciones de saltos, que aumentan el grado de dificultad.

No es un deporte barato, pues además de la ropa especializada, los patines son caros: unas buenas botas (pero no las mejores) cuestan alrededor de $300dls y una buena cuchilla al menos $230dls pero vale la pena pues un buen patín es determinante a la hora de practicar el deporte. Cada cuchilla tiene un filo interno, otro externo y picos por delante. Los filos sirven para moverse a través del hielo, entrar a saltos y hacer molinetes. Los picos se utilizan en la mayoría de los saltos para agarrar altura y velocidad.

Hay cuatro categorías de patinaje artístico: femenil, varonil, de parejas y danza. Estos últimos dos se diferencian porque mientras el primero se enfoca más a lo técnico, el segundo se enfoca en el footwork (serie de pasos, como de baile, que se implementan en la rutina. En competencias oficiales, los patinadores deben realizar dos rutinas, la corta y la larga. La primera debe cumplir con una serie de requerimientos obligatorios de la ISU (International Skating Union) mientras que la segunda es para que cada patinador se exija al máximo y demuestre lo que es capaz de hacer.

Regresando al precio, no se asusten. Empezar a practicar el deporte es bastante viable, pues se pueden encontrar patines de segunda mano y la gran mayoría de las pistas de hielo ofrecen clases grupales a un precio relativamente razonable. Ya cuando alguien quiere dedicarse profesionalmente a este deporte, debe tomar clases particulares. En países con auge en el deporte como EUA o Rusia, existen múltiples pistas de hielo dedicadas exclusivamente al entrenamiento, pero en México generalmente aquellos que quiera dedicarse a este deporte, deben acoplarse a los horarios en los que la pista no está abierta al público; es decir, muy temprano por la mañana o en las noches.

Es un deporte muy demandante, que requiere de una condición física excelente. Por eso los profesionales complementan su ejercicio con gimnasio y distintas clases de baile como jazz o ballet. Ejercitas todos los músculos del cuerpo y eso se puede notar en los semejantes cuerpazos que tienen tanto hombres como mujeres que patinan.

La sensación de libertad que se siente al agarrar velocidad sobre el hielo y saltar es increíble. Algo que le recomiendo a cualquier persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí