RIO DE JANEIRO

(Si te perdiste la primera parte de este artículo, la puedes encontrar en la edición No. 11, Mayo-Junio 2014).

0

PRAVIA 11 (mayo – junio 2014)

Por: Patti Chapatti.

Para cuando leas este artículo, la Copa Mundial de la Fifa ya habrá finalizado y tu disfrutaste o padeciste de la final que se jugó en el Estado Maracaná en Río de Janeiro. Así es, la fiebre mundialista terminó y en caso de que no lo hayas notado queremos pedirte que nos eches la mano y superes esta etapa: ayúdanos a ayudarte.

Así que suelta esa caguama, desenrédate los nudos del cabello y por favor, deja ya de llamar a tu perro “Luisito”  (de paso quÍtale esa playera azul cielo que lo trae todo incómodo). Pero lo que si te pedimos de la forma más atenta es que “hagas caridad” y dejes atrás tu reciente y adictivo hobbie de pegar posters, por toda la casa, del multifacético “Piojo” Herrera; de verdad, éstos no sólo son de mal gusto sino que están causando estragos en la salud familiar, ya que no hay feng shui que los neutralice y no, no es casualidad ni “coincidencia” el hecho de que tu familia lleve semanas enteras batallando para conciliar el sueño…

En fin, RÍO DE JANEIRO es mucho más que fútbol o la ciudad sede donde se celebrarán las próximas olimpiadas en el 2016. Aquí se respira el carnaval sin importar el mes en el que se visite, los paisajes que te ofrece este lugar son tan divergentes y cambiantes que te permiten estar: un minuto en Ipanema, una de las playas más lindas y famosas del mundo para después sumergirte, minutos después, en un contexto social completamente opuesto: el mundo de las favelas.

Ciudad de contrastes, hoy en día los cariocas le apuestan a una forma diferente de ver y hacer turismo, alejados de lo convencional ofrecen visitas guiadas a las principales favelas de la ciudad. Y es que Río de Janeiro cuenta con alrededor de 968 favelas* las cuales se definen como aglomeraciones humanas que poseen parcial o totalmente las siguientes características: 1. Más de cincuenta casas. 2. Terrenos de terceros o de desconocidos con construcciones sin licencia y sin fiscalización. 3. Ausencia parcial o total de red sanitaria, energía eléctrica, teléfono y agua corriente.

Algunas de estas favelas han sido inmortalizadas por la industria del cine y de la música, tal es el caso de la película que lleva por nombre  “Cidade de Deus” (Ciudad de Dios), y la famosísima favela Doña Marta o Santa Marta, la cual es una de las más atractivas para todos los turistas internacionales ya que se ofrecen constantes visitas guiadas y se presume que desde que llegó la Unidad de Policía Pacificadora -hace ya más de 6 años-  las cosas han cambiado “para bien” ya que la presencia de la policía ha provocado que el índice de criminalidad vaya en descenso. Fue en esta favela donde Michael Jackson grabó el videoclip de la canción “They don’t care about us y causó polémica cuando salieron a la luz declaraciones que afirmaban que el cantante había pagado una cuantiosa suma de dinero a la mafia del lugar, para que lo dejaran grabar su video agusto y sin contratiempos.

El recorrido a las favelas que las agencias de viaje de la ciudad de Río ofrecen se realizan, por lo general, dentro de camionetas tipo JEEP que, desde mi punto de vista, asemejan a la experiencia y la sensación que se tiene cuando se participa en un safari. Por lo que mi humilde recomendación sería, si me lo permites querido lector, que visites una de las favelas que esten consideradas entre las más seguras y pacíficas de la ciudad (tampoco hay que jugarle al superhéroe), y que lo hagas por tu propia cuenta o con un guía de turistas local que sea sensible a la problemática social y sugiera otro tipo de alternativa menos invasiva y más amigable y empática con la gente que vive en ellas.

Río de Janeiro o “Río de Enero” (nombre que le otorgaron los colonizadores portugueses a la ciudad en su llegada, ya que pensaron que la entrada de mar que tiene ésta se trataba de un río y como llegaron en Enero pues… no se necesita ser Einstein ´pa entenderle veda) es un ícono del turismo mundial. Fue la capital de Brasil hasta 1960 y es la ciudad más visitada del país.

Si tú eres de los que saben gozar de la vida y no te causa problema alguno consumir cantidades industriales de azúcar… ¡felicidades! Ya puedes experimentar tu primer coma diabético al visitar la famosísima Confeitaria Colombo, fundada en 1894. La cafetería está localizada en el corazón del centro de la ciudad carioca así que una vez que hayas terminado de consumir cuanto pastelillo se te puso enfrente, te recomendamos visitar la Catedral Metropolitana, la cual se distingue por su peculiar composición arquitectónica: fue inspirada en las pirámides mayas localizadas en Yucatán, al sur de nuestro país con la diferencia que esta construcción tiene forma circular y cónica que representa la equidistancia y la proximidad que tenemos los seres humanos con Dios. Si la visita a la catedral no fue suficiente para quemar esas calorías, te recomiendo que visites la montaña de Pan de Azúcar, una de las vistas más bonitas e impactantes que tiene la ciudad. Eso sí, en lugar de subirte al teleférico como todos los mortales, te recomiendo que optes por la opción del trekking que ofrece esta atracción turística (si vas en verano, no tomes esta recomendación como sugerencia sino como “a must”, no querrás estar encerrado en un teleférico, a más de 35 grados, con tu cuerpo pegado al de siete desconocidos cual video de reggaetón de bajo presupuesto y… I can keep going on and on…)

Shiny Happy People. Si lo tuyo no es visitar las favelas, observar por horas a los cariocas practicar el fútbol en Copacabana, ir a una clase de samba para principiantes o comer como lechón en engorda con las porciones descomunales que sirven en la mayoría de los restaurantes de la ciudad, quizá te llame la atención saber que en Río de Janeiro se promueve el turismo homosexual,  ya que posee con un alto índice de espacios “gay friendly” desde restaurantes, club nocturnos y hoteles e incluso se pueden encontrar lugares exclusivos dentro de sus mismas playas para aquellos que quieren asolear su cuerpecito con toda la confianza.

Por último, si pensabas que el D.F. es la ciudad sede de la Televisora más importante de todo Latinoamérica: Televisa, no sólo eres medio naco, también estas desinformado. La mayor televisora de América Latina y la tercera del mundo se llama Rede Globo, y posee su sede precisamente en la ciudad de Río de Janeiro. El canal tiene una audiencia aproximada del 50% y es visto por hasta 185 millones de personas diariamente (tómalaaa Juanito Osorio).

*Según la investigación emprendida por el Instituto Municipal de Urbanismo Pereira Passos (IPP) difundida en enero de 2009, en ésta se afirma que Río de Janeiro tiene 968 favelas, que representan un crecimiento de tres millones de metros cuadrados en una década.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí