CAPSAICINA

0

PRAVIA 22 (marzo – abril 2016)

Por: Valeria Garcìa

El Chile es considerado parte fundamental de la cultura Mexicana junto con alimentos como la tortilla, los nopales, y los frijoles. Alrededor de esta palabra existen connotaciones de varios tipos, por ejemplo hacen la comparación del chile con el elemento viril dando paso a un sinfín de albures, cosa para lo que también somos buenísimos.

Su nombre viene del náhuatl, Chilli y realmente no se conoce la forma en la que llegó a México. Una teoría nos dice que fue esparcida por las aves hasta que en Mesoamérica llegó a convertirse en una planta silvestre desde hace miles de años.

El chile tiene muchas formas de utilización. En épocas prehispánicas lo consideraban además de un alimento básico, un afrodisíaco, pues creían que tenía una fuerte conexión con Tlazoltéotl, que en la mitología Mexica es la diosa de la lujuria, íntimamente ligada con la sexualidad y la luna.

Cuando hablamos sobre belleza, tiene de igual forma muchos beneficios. Por ello tantos productos que lo contienen en sus ingredientes. El shampoo de chile ayuda a estimular el crecimiento del cabello además de darle brillo y un aspecto mucho más saludable. Favorece el proceso de cicatrización, es bueno en el tratamiento del control de acné y problemas en la piel.

Ahora, ¿por qué pica el chile?

Todo se debe a la capsaicina, un compuesto incoloro e inodoro que acompañado de otras sustancias resulta una combinación diferente para cada tipo de chile. Esta sustancia nos produce bienestar al liberar endorfinas además de provocarnos varios efectos como sudoración, salivación, transpiración, enrojecimiento del rostro, entre otros.

La capsaicina tiene una naturaleza similar a la cafeína o nicotina. Ésta afecta al sistema nervioso y provoca que nuestro cuerpo libere endorfinas, que estimulan los centros de placer del cerebro. Probablemente esta es una de las razones por las cuáles nos encanta tanto y lo consumimos básicamente a diario en mayor o menor cantidad.

Cuando esta sustancia es extraída y luego purificada se utiliza en la pintura de los barcos, de esta manera, evitan que ciertas criaturas marinas se adhieran. El gas lacrimógeno es otro elemento que la contiene, pues si se utiliza en mayor cantidad es sumamente irritante.

¿Qué chile es más picoso que otro?

Si pensabas que no era posible, ahora puedes saber que sí existe una forma de determinarlo. No simplemente por el sudor o la sensación extraña en la lengua al comerlo, sino una forma real desarrollada por Wilbur Lincoln Scoville. La prueba Scoville consiste en una solución con extracto de chile, que es diluido en agua azucarada hasta que el picante ya no pueda ser detectado por un comité de examinadores.

El récord del chile más picoso del mundo lo tiene el Carolina Reaper. Este chile creado en Estados Unidos por Ed Currie supera al chile habanero de un picor y sabor muy característico. El habanero se cataloga entre las 100,000 y 350,000 unidades Scoville, y el Carolina Reaper, o “Currie” lo supera llegando a registrar hasta 2,200 millones de unidades.

El segundo lugar lo ocupa el Trinidad Morguna Scorpion (2,009, 231 Unidades), el primero en alcanzar los 2 millones en la escala. El chile conocido como Chocolate 7 Pot ocupa el tercer puesto (1, 853,396 unidades) de un color café oscuro con tonalidades moradas.

Si no puedes realizar una prueba tipo Scoville y quieres saber qué tan picoso puede ser un chile, basta con ver el tallo que lo sujeta a la planta. Si el tallo es delgado y corto, su picor es elevado, al igual que el color: Los rojos son generalmente más picantes que uno verde, o uno seco más que uno fresco. De lo que no nos queda duda es que el chile es uno de los condimentos más deliciosos que tenemos en la cultura mexicana, el perfecto acompañante en cualquier platillo.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí