QUE EL MIEDO NO TE DETENGA

0
miedo destacada

El miedo es parte de la paquetería básica del ser humano, nos guste o no, así como también lo son la tristeza o la alegría; pero no siempre nos sentimos cómodos con esta sensación.

Desde ese miedo a los insectos o a la oscuridad, hasta el miedo a morir o al futuro, todos somos miedosos en el fondo. Y no es que esté mal, es sólo que no es algo que sepamos manejar de forma adecuada. 

Muchas veces se juzga a alguien que abiertamente admite alguno de esos temas que le incomoda, sin embargo, desde ahí comienza la valentía: ser capaz de admitir abiertamente una sensación que otros buscan esconder de mil y un formas.

Te puede interesar: Inteligencia Emocional: el gran paso al auténtico ser

Incluso, algunos de estos los compartimos como raza humana: la muerte es uno de ellos, y es que, técnicamente la incertidumbre es parte del miedo. Ese hecho de desconocer, de no saber, de no tener una certeza. 

En muchas ocasiones también, se cree que la valentía es demostrar que no se siente miedo, sin embargo, eso también es cobardía, pues, como dice una frase de Nelson Mandela:

“No es valiente aquel que no tiene miedo sino el que sabe conquistarlo”

He ahí la clave para vencer los miedos, para aprender a vivir con ellos. Tener el valor suficiente para, poco a poco, acercarse a aquel objeto o situación que causa incomodidad y aprender a lidiar con ello. Después de ese momento decisivo, el miedo no estará más. Se habrá ido.

No es que se nazca con la voluntad, decisión y determinación de que, de un momento a otro se superen los miedos, sino más bien, es un proceso que también exige paciencia. 

¿Las ventajas de afrontar nuestros temores? Llevar una vida más próspera, más liviana, quitarse una preocupación de encima y demostrarnos a nosotros mismos que si podemos con algo aterrador, podemos con lo que sea. 

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí