REFLEXIONES

0

PRAVIA 15 (enero – febrero 2015)

Por: Maestro Ramiro Llamas Pena

Para el artículo de este número quiero compartirte la experiencia que me llevó a escribir lo que estás a punto de leer. Cuando me pidieron que seleccionara un tema de interés sobre salud mental en Pravia pensé: “Bien, cuento con un amplio campo de información en línea y libros, además existen infinidad de temas actuales sobre psicología de los cuales puedo informar”, sin darme cuenta en el momento de que mis intereses varían mucho de los intereses de los demás, por lo que comencé a trabajar sobre un tema que personalmente me parecía interesante. Después de escribir un par de renglones me detuvo una extraña sensación de insatisfacción por lo que narraba, me pareció que el tema quizá no sería del mismo interés para todo lector, pensaba: “lo que para mi es interesante puede no serlo para los demás”.

Esas ideas en mi cabeza me obligaron a cuestionar la dirección en la que me dirigía: ¿Qué quiero lograr con este tema? ¿Informar, analizar, investigar, reflexionar? ¿Y porqué sólo esto si también se puede compartir, escuchar a los demás, entender cómo viven la vida las demás personas? ¿Porqué escuchar solo una versión de las cosas si existen múltiples versiones sobre las cosas que vivimos? Soy psicólogo y terapeuta familiar pero eso no me hace más sabio sobre cómo debe de vivirse la vida o cuál es la forma correcta de vivirla o decidir qué está bien o qué está mal en la vida de los demás.

Antes que un profesionista en salud mental soy un ser humano como todo lector, con infinidad de imperfecciones y problemas, pero también con muchas virtudes y recursos. Mi opinión, mi crítica, mis historias sobre la vida u otros temas son contados y recontados desde múltiples puntos de vista con el objetivo de compartir mi experiencia actual sobre las cosas que vivo a diario, sin descartar ni olvidarme de la validez e importancia que tienen todas las demás opiniones e historias tan ajenas a las mías, como es la tuya.

Por lo tanto quiero compartir mi propia perspectiva de las experiencias de vida en las que participo en convivencia con los demás y con mi entorno diariamente. Vidas que inevitablemente todos compartimos, vidas llenas de historias que nos hacen sonreír, llorar, enfurecernos. Historias de vida tan igualmente diversas que escuchando e intentando comprender, podríamos ampliar, cambiar, concientizar, extender e implementar nuestra propia manera de pensar y actuar. Historias de vida tan válidas, interesantes, aburridas, emocionantes, o tristes como la mía y la tuya. Creo que muchas veces no nos damos cuenta de qué forma nuestras historias de vida pueden ayudar a las demás personas cuando las escuchan.

Llegué a una conclusión: esta sección sería más enriquecedora si contáramos todos nuestras historias de vida; ya sean familiares, de trabajo, religiosas, amorosas, etc. Porque es en esa vida cotidiana -que compartimos tú, yo, todos y todo lo que nos rodea- en donde aprendemos, de nosotros mismos y de los demás, escuchando e intentando comprender las historias tan diferentes a las nuestras, así entonces quizás encontremos un camino distinto o una alternativa a nuestros propios dilemas o simplemente conocer ideas, creencias y tradiciones ajenas a las nuestras e igualmente poder colaborar con nuestras propias historias para que los demás puedan aprender de nuestras propias experiencias.

Entonces se me ocurrió, que no sólo puedo escribir mi experiencia si no también lo que pienso sobre las demás experiencias de vida y dar mi opinión sobre esas historias, asimismo las demás personas pueden opinar y discutir temas.

Propongo por lo tanto que a partir de este 2015 compartamos nuestra historia de vida. Queremos aprender sobre tu experiencia, por lo que cambiaré el nombre de esta sección y se llamará “Reflexiones sobre nuestras vidas”, porque en estos tiempos tan cambiantes, ¿qué es tener “salud mental”?.

Si quieres aportar, puedes hacerlo y compartirlo con nosotros en nuestras redes. En “reflexiones sobre nuestras vidas” habrá opiniones y experiencias en colaboración con ustedes.

Si gustan, pueden ser anónimas.

Me despido con un pensamiento del escritor uruguayo Eduardo Galeano, pero antes  quiero desearles mis mejores deseos en este 2015, invitándolos a intentar cosas diferentes cada día y a disfrutar cada día como si fuera el último.

“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias.” (Eduardo Galeano)
Terapeuta Familiar conversacional
Ramiro Llamas Peña
Móvil 044 47 72 63 46 44
ramirollamas@live.com
Facebook Ramiro llamas

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí