Trastorno Limite de la Personalidad: Una montaña rusa de emociones

0
TLPdestacada

El Trastorno Limite de la Personalidad nos acompaña a lo largo de nuestro día a día, a veces puedes estar feliz y de un momento a otro sentirte lo peor del universo.

Primero, definamos que es el Trastorno Limite de la Personalidad (TLP), Borderline ó Trastorno de Inestabilidad Emocional de la Personalidad, es una enfermedad caracterizada por la dificultad en la regulación de las emociones, esta dificultad provoca cambios en el estado de ánimo, impulsividad e inestabilidad, problemas de auto-imagen, y relaciones interpersonales inestables.

“Ha pasado poco tiempo desde que me diagnosticaron TLP, pues es un trastorno muy complejo y puede tardar años en descubrirse en los pacientes o en todo caso, que den diagnósticos incompletos, como fue mi caso.”

¿Cómo me di cuenta que necesitaba ayuda?

En los últimos años había pasado por experiencias muy desagradables que afectaron mi día a día, siempre buscaba culpar a otros, e incluso llegué a creer que me habían hecho “brujería”; cuando en realidad fueron mis decisiones las que me llevaban a dañarme a mí misma. Muy cierto es que no le damos la importancia necesaria a la salud mental, cuando caía, lo hacía muy profundo y no podía salir; mi pareja, mi familia, ni yo misma lograba ayudarme.

La vida con TLP

Llevar una vida estable siendo Border es muy difícil, hasta trabajar nos cuesta el doble. Somos demasiado sensibles a las palabras de los demás, interpretamos de mal forma sus comentarios y cuando nos encariñamos idealizamos a las personas, causando que nos decepcionemos muy fácilmente.

Vivimos con los impulsos de auto-lesión, no sabiendo quien eres o que personalidad debes tener para cierto momento, pasando por modas buscando tu lugar, mirarte al espejo y no saber quien eres; que te hablen y no puedas prestar atención por estar en disociación. Es muy complicado, siento que merezco hacerme daño por ser una mala persona y que mejor debería morir.

Te puede interesar: El maravilloso sueño de alguien con esquizofrenia

Puedo en un momento sentirme feliz y en cuestión de minutos caer en llanto o furia; también me dan ataques de pánico y me da mucho miedo que me abandonen. Abandono, es una palabra muy fuerte cuando tienes TLP, porque siempre estuvimos solos, por ello queremos que nos quieran y nos den atención; hacemos hasta lo imposible porque no nos abandonen las personas que nos rodean, pero esos intentos frenéticos son en vano, pues al final son esas actitudes las que ocasionan que las personas se alejan de nosotros.

A simple vista para quienes son cercanos a nosotros, podemos parecer que somos personas toxicas, que buscamos solo molestarles, causarles problemas; también les podemos parecer hostiles y egoístas, pero esa no es nuestra intención, es sólo que a veces no sabemos expresarnos y sentimos las emociones muy intensas, para nosotros, algo puede ser muy bueno o muy malo. Negro o Blanco, no hay grises.

Malobueno

Un 6% de la población tiene TLP

Si sientes que tu o alguien de tu alrededor puede tener TLP, no dudes en pedir u ofrecer ayuda profesional, es tratable y funciona; no te culpes y aísles porque no estas solo, somos muchos igual que tú, siempre habrá al menos una persona que quiera verte bien y que te ayude.
Al final, el Trastorno Limite de la Personalidad es una enfermedad que, como la diabetes, es tratada y aprendes a vivir con ello, lo puedes sobrellevar y superar con ayuda psiquiátrica y psicológica. El TLP no es el fin de tu mundo, solo el comienzo de uno nuevo.

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí