¿VACUNAR O NO VACUNAR?

0

PRAVIA 16 (marzo – abril 2015)

Por: Dra.Andrea Chávez

 

Como padres nos enfrentamos a diario a tomar decisiones en relación a nuestros hijos, desde qué tipo de escuela es mejor, si debe o no comer ciertos alimentos; hasta si es bueno tomar o asistir a ciertas actividades. Creo que la gran mayoría trata de que la decisión siempre será para el bienestar de nuestros hijos. Hoy en día existen personas que se enfrentan con el dilema de si deben vacunar a sus hijos o no. Para entrar un poco en el tema me gustaría primero explicar la historia de las vacunas.

La historia de las vacunas no comenzó con la primera vacuna, existen pruebas de que los chinos empleaban la inoculación de la viruela desde el año 1000 D.C. También se practicaba en África y en Turquía, antes de extenderse hacia Europa y América. Sin embargo fue el británico Edward Jenner quien utilizó en 1976  el material extraído de las pústulas de viruela de vaca para brindar protección en contra de la viruela humana. Con el tiempo se continuó con investigaciones y cada vez se hacían mejoras y nuevos descubrimientos. Dos siglos después, en 1979 la Organización  Mundial de la Salud (OMS) declaró erradicada la viruela en todo el mundo.

En la actualidad existen leyes de vacunación en la mayoría de los países y esto no solo con el fin de erradicar ciertas enfermedades, sino también prevenir posibles complicaciones mortales de estas. Es gracias a estos sistemas de vacunación que se han prevenido epidemias que podrían matar a miles de personas.  ¿Sabías que el sistema de vacunación de nuestro país es uno de los más completos en el mundo? ¿Sabes la cantidad de dinero que el gobierno invierte en estas vacunas para que podamos recibirlas de manera gratuita?

A pesar de eso  existen grupos que rechazan la vacunación y promueven a los padres que no apliquen vacunas a sus hijos. Seguro escucharon sobre el reciente brote de sarampión originado en Disneyland en California. Este brote se debió a que un niño no vacunado, (porque sus padres decidieron no hacerlo), contagio a otros niños los cuales eran demasiado pequeños para recibir la vacuna.

Algo que es importante entender es que a pesar de que cada padre decide si sus hijos son vacunados o no, esta decisión no sólo afecta positiva o negativamente a sus hijos, sino que también ponen en riesgo la salud de muchos otros que son demasiado pequeños para poder ser vacunados o por tener alguna contraindicación para recibirla (como enfermos de SIDA o cáncer)  y estos pagan las consecuencias. Esto, creo yo, es injusto.

Así que como médico puedo recomendar ampliamente los esquemas de vacunación y lo digo con conocimiento y en base a información totalmente fundamentada. Si ustedes como padres tienen dudas lean, investiguen, pregunten y no sólo tomen decisiones basados en información vista en algún sitio de internet o en algún blog o revista de moda.

Dos han sido los grandes avances tecnológicos que han tenido un impacto masivo en la salud de la humanidad: la potabilización del agua, y la vacunación. Entonces, ¿no creen que debería tener más credibilidad la historia, las investigaciones, los médicos y los hechos?

Mientras una decisión mala o buena solo te afecte a ti, nadie podrá quejarse o juzgarte por eso, pero cuando la decisión puede llegar a afectar a otros entonces creo que sí deberían pensarlo dos veces e informarse antes de decidir.

Y tú, ¿estás a favor o en contra?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí